Reguladores de buceo

Como ya sabrás el regulador de buceo permite poder respirar bajo el agua al buceador aire de la botella a una presión normal. El aire de la botella de buceo esta almacenado a alta presión y si respiráramos ese aire a esa presión alta, podríamos dañar los pulmones. El regulador de buceo se encarga de reducir la presión del aire de la botella cuando se demanda a una presión segura para respirar. Aunque pueda parecer algo complicado, el dispositivo del regulador de buceo es bastante simple y muy seguro en todas las profundidades de buceo. No se necesita un regulador de buceo de gran calidad para esto, los reguladores más simples funcionan perfectamente y con seguridad.

¿Cómo funciona un Regulador de Buceo?

Los reguladores de buceo los puedes encontrar en diferentes tipos, modelos y con muchas opciones y características. Los reguladores de buceo funcionan reduciendo la presión de aire de la botella, normalmente a una presión de unos 3000 psi en dos pasos. El regulador de buceo primero reduce la presión del aire a una presión media, 125-150 psi y después de la presión media, reduce el aire a la presión ambiental. La primera etapa se produce en la conexión de la manguera a la botella y la segunda etapa se produce en el regulador que el buceador se pone en la boca.

El aire de la botella de buceo se comprime a una presión muy alta, normalmente a unos 3000 psi, para poder llevar una cantidad adecuada de aire para la inmersión. La presión ambiental cambia a medida que se aumenta la profundidad de inmersión y el regulador de buceo va regulando siempre esa presión a medida que el buceador asciende y desciende para que el aire siempre llegue a presión ambiental.

Además de Reguladores de Buceo, en nuestra tienda tenemos:

Arriba